Saltar al contenido
Enfermedades Venereas

Toda la información que necesitas sobre la sífilis

Header Sífilis

Saber qué es la sífilis permite plantar cara a una infección bacteriana que se transmite por contacto sexual. Sus comienzos suelen coincidir con una inflamación que cursa sin dolor y que se localiza normalmente en genitales, recto o boca. Aunque una de las ETS más comunes en los genitales son los herpes, de los que puedes informarte en esta página.

Esta enfermedad de transmisión sexual (ETS) es transmitida de una persona a otra a través del contacto de la piel o de las membranas mucosas inflamadas. Como peculiaridad, podemos indicar que la bacteria de la sífilis es susceptible de permanecer latente en el organismo tras la infección inicial durante varias décadas, antes de volver a activarse nuevamente.

Home

Cuáles son las etapas y síntomas de una de las enfermedades más estigmatizadas

Producida por la bacteria Espiroqueta treponema pallidum, esta enfermedad venérea ha estado incluida históricamente en la lista de las que estigmatizan a quien la padece, debido a la actitud de una sociedad poco sensibilizada al respecto.

Su presentación se produce por etapas y los síntomas varían según las mismas. Sin embargo, a veces las etapas coinciden y los síntomas no suceden siempre en el mismo orden. También existe la posibilidad de que la persona contagiada no experimente ningún síntoma durante años.

Sífilis 1

Etapa primaria

El signo inicial de la sífilis se concreta en la aparición de una pequeña llaga que recibe el nombre de “chancro”. Esta llaga se localiza en el mismo lugar por el que la bacteria ha ingresado en el organismo.

Aunque la mayoría de personas infectadas presentan un solo chancro, otras presentan varios. Esta llaga suele aparecer en torno a 3 semanas después de la exposición. Los casos en los que las personas permanecen ajenas a la enfermedad son aquellos en los que el chancro se halla  oculto en vagina o recto, partiendo de la base además de que es indoloro. En un período de entre 3 y 6 semanas, el chancro desaparecerá.

Etapa secundaria

Unas cuantas semanas después de que el chancro haya curado, puede aparecer una erupción cutánea (generalmente en el tronco) que terminará por cubrir todo el cuerpo, incluidas las palmas de las manos y las plantas de los pies.

La infección no suele producir picazón pero sí está acompañada de llagas con apariencia de verrugas características de la sífilis en la boca y en la zona genital. Algunas de las personas afectadas sufren también caída del cabello, dolor de garganta, fiebre, hinchazón de los ganglios linfáticos y dolores musculares.

Tales síntomas tienden, o bien a desaparecer en pocas semanas, o a ir apareciendo y desapareciendo repetidamente a lo largo de un año.

Etapa latente

En el caso de que la sífilis en hombres o en mujeres no reciba tratamiento, la enfermedad pasa de la indicada etapa secundaria a una etapa latente u oculta en la que resulta asintomática. Esta etapa latente puede durar años, siendo asintomática durante todos ellos. A partir de ahí, quizás los síntomas no vuelvan a presentarse nunca o la enfermedad progrese a la siguiente etapa.

Etapa terciaria o tardía

Se estima que entre un 15 y un 30 por ciento de las personas infectadas por esta enfermedad venérea que no reciben tratamiento van a evolucionar hacia una etapa terciaria o tardía de la misma.

En ella pueden resultar dañados cerebro, ojos, corazón, nervios, hígado, huesos, articulaciones y hasta vasos sanguíneos, problemas todos ellos que pueden originarse muchos años después de la infección inicial.

Cómo se transmite la sífilis

La ETS que nos ocupa se contagia por el contacto piel a piel al tener relaciones sexuales con una persona ya infectada. En concreto, el contagio se produce cuando la boca, el ano, la vulva, la vagina o el pene se rozan con las llagas de alguien contagiado, con independencia de que no exista eyaculación.

Las principales vías de contagio son el sexo vaginal y anal, siendo menos frecuente el contagio por vía oral, aunque también puede darse, pues a veces basta con un contacto directo y cercano con una persona infectada con una lesión activa, es decir, durante un beso.

En cuanto a las mujeres embarazadas, pueden contagiar a sus bebés durante el embarazo o el parto (sífilis congénita).

El uso de condones de látex en las relaciones sexuales está considerado como el mejor método para ayudar a prevenir esta peligrosa enfermedad.

Cuáles son sus riesgos durante el embarazo

Los bebés nacidos de mujeres con sífilis se pueden infectar a través de la placenta o durante el parto. Un elevado porcentaje de estos neonatos con sífilis congénita no presentan síntoma alguno, si bien en algunos casos exhiben una erupción cutánea en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. Los síntomas posteriores sí son graves pudiendo comprender desde sordera, hasta deformidades en dientes y nariz “en silla de montar” (al colapsar el puente nasal).

Sífilis 2

Tratamiento de una enfermedad causada por la bacteria Treponema pallidum

Esta enfermedad se trata con antibióticos. La duración del tratamiento va a depender de la magnitud de la enfermedad y de otra serie de factores relacionados con el estado de salud general del paciente.

Para el tratamiento de la enfermedad durante el período de gestación suele administrarse penicilina y, en el caso de ser la mujer con sífilis alérgica, es necesario desensibilizarla para poder proceder al posterior tratamiento con este fármaco.

No es raro que, tras la recepción del tratamiento en las etapas iniciales de la enfermedad, el paciente experimente una reacción llamada de Jarisch Herxheimer, causada por los siguientes síntomas:

  • Dolores musculares y de cabeza
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Dolores articulares
  • Sensación de malestar o de indisposición general
  • Sarpullo
  • Náuseas

Habitualmente, dichos síntomas remiten al cabo de 24 horas y el especialista recomendará la realización de exámenes sanguíneos de control pasados 3, 6, 12 y 24 meses del tratamiento, al objeto de poder determinar con rotundidad la total curación del paciente.

Los adultos que padezcan sífilis de transmisión sexual así como otras úlceras genitales cuentan con entre 2 y 5 veces más probabilidades de contraer VIH, conoce todo sobre esta enfermedad haciendo click aquí. No en vano, una llaga por esta ETS sangra con facilidad, facilitando el acceso del VIH al torrente sanguíneo mientras dura la actividad sexual.

La clamidia, los condilomas, la candidiasis, la tricomoniasis y la gonorrea son otras de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. Obtén más información sobre la clamidia, conoce todo acerca de los condilomas en este enlace, infórmate sobre la candidiasis en este link, y sobre la gonorrea también puedes leer más.

Vídeo sobre la sífilis:

Fuentes y referencias:

Toda la información que necesitas sobre la sífilis
4.4 (88%) 5 vote[s]