Saltar al contenido
Enfermedades Venereas

Todo lo que deberías saber sobre la gonorrea

Header Gonorrea

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), infórmate sobre ellas en este enlace,  cuya causa es una bacteria que se denomina Neisseria gonorrhoeae y que afecta  a la boca, al ano y al tracto genital. Su contagio se lleva a cabo a través del contacto sexual y otros de los nombres que recibe son los de “blenorragia” o “gonococia”.

En el caso de que no se trate con inmediatez, esta enfermedad venérea puede convertirse en un factor de riesgo de otras enfermedades, siendo una infección muy común que sobre todo tiene especial incidencia entre jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años.

Cuáles son los síntomas de la blenorragia

Los síntomas de la gonorrea suelen hacer acto de aparición entre 2 y 5 días después de que se produzca la infección en  las mujeres, mientras que en  los hombres pueden tardar hasta un mes en manifestarse.

Hay que partir de la base de que en ocasiones se trata de una infección asintomática, es decir, que no presenta sintomatología alguna que levante sospechas sobre un posible contagio. Es más, se estima que cuatro de cada cinco mujeres y uno de cada diez hombres contagiados de gonorrea desconocen tal circunstancia.

Los principales síntomas de esta ETS en las mujeres son:

  • Flujo vaginal amarillento
  • Dolor localizado en el abdomen
  • Sangrado entre períodos menstruales
  • Dolor al orinar y durante las relaciones sexuales
  • Sensibilidad o hinchazón en la vulva
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia
  • Irregularidades menstruales
  • Fiebre

Los principales síntomas de esta ETS en los hombres son:

  • Secreción similar al pus en el pene
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia
  • Sensación de ardor o dolor al orinar

Además de los señalados, existen otros síntomas comunes en ambos sexos como puedan ser la sensación de picor en el ano o secreciones y los movimientos intestinales acompañados de dolor. Si se padece sensación de picor o dolor en la garganta, puede tratarse de una infección bucal, si bien las mismas suelen ser asintomáticas.

Gonorrea 1

Cómo se transmite esta enfermedad venérea

Cualquier persona que mantenga relaciones sexuales vaginales, bucales o anales sin protección está en riesgo de contraer blenorragia. Las mujeres embarazadas también son susceptibles de transmitir esta enfermedad venérea a sus bebés durante el parto.

Una vez detectada, resulta esencial que esta enfermedad se trate, pues de lo contrario puede acarrear a la persona infectada graves problemas de salud de carácter permanente, tanto en mujeres como en hombres.

En las mujeres, una blenorragia sin tratar puede derivar en una enfermedad inflamatoria pélvica, aparte de en otra serie de complicaciones, entre las que sobresalen:

  • Formación de tejido cicatricial que puede causar la obstrucción de las trompas de Falopio
  • Embarazo ectópico o fuera del útero
  • Infertilidad
  • Dolor abdominal o pélvico crónico

En los hombres, la infección es causa de dolor en los conductos de los testículos que también puede derivar en infertilidad, aunque estas son unas consecuencias poco comunes. Aparte, en casos extremos se propaga a la sangre y a otras articulaciones, pudiendo tener fatales consecuencias.

Cuáles son los riesgos de la gonorrea durante el embarazo

La mujeres que padecen gonorrea durante el período de gestación tienden a contar con unos índices de aborto muy altos, así como con infección del líquido amniótico y del saco gestacional, con ruptura prematura de las membranas y con  parto prematuro. Así las cosas, lo idóneo es recibir tratamiento con rapidez, reduciendo  los riesgos.

Una infección de gonorrea que no se trate, hace a la persona contagiada más susceptible al VIH así como a otras ETS siempre que esté expuestas a ellas e incrementa el riesgo de sufrir una infección uterina tras el parto.

Las mujeres con gonorrea pueden contagiar a su bebé en el momento de dar a luz, de modo que los bebés recién nacidos a menudo desarrollan esta enfermedad en los ojos, en cuyo caso recibirán un tratamiento con antibióticos sistémicos.

De no recibir tratamiento, el bebé puede desarrollar ceguera o la infección puede extenderse por otras partes de su cuerpo, llegando a causar serios problemas en la sangre o en las articulaciones, junto con meningitis.

Formas de prevenir la gonococia

Lo ideal para evitar el peligroso contagio de gonococia es mantener relaciones sexuales con una sola pareja que además no esté contagiada de esta enfermedad venérea.

Si ello no es posible, es preciso usar condones de látex durante el transcurso del acto sexual o una protección dental para las prácticas sexuales orales, reduciendo  significativamente el riesgo de contagio de gonorrea y otras enfermedades venéreas.

Ante la aparición de los primeros síntomas de blenorragia propios o en la pareja, es necesario comunicarlo al médico para la realización de pruebas y la prescripción de un adecuado tratamiento, si es preciso.

Gonorrea 2

Tratamiento de una ETS que puede llegar a ser mortal

El diagnóstico de la gonococia suele producirse utilizando una muestra de la orina que la detecte. No obstante, de haberse tenido relaciones sexuales orales o anales, es posible utilizar un hisopo con el que obtener muestras de la garganta o del recto. En ciertos casos, deben tomarse muestras de la uretra del hombre, es decir, del canal urinario o bien del cuello uterino de la mujer con un hisopo.

Los antibióticos son el mejor tratamiento para la gonorrea a pesar de que  algunas veces determinadas infecciones presentan un alto nivel de resistencia a este tipo de medicamentos, por lo que con frecuencia se recetan más de un tipo de antibióticos.

Las mujeres embarazadas suelen recibir los antibióticos por vía oral o a través de una inyección en el hospital, aunque la paciente haya de continuar el tratamiento en casa.

Los casos más graves, en los que se produzca enfermedad pélvica, puede que requieran hospitalización y administración de antibióticos por vía intravenosa.

Una vez terminando el tratamiento, el paciente tendrá que volver a la consulta médica para pasar un chequeo si sus síntomas abarcan sarpullido en la piel, dolor abdominal o pélvico y dolor articular.

Por último, resulta fundamental  que los compañeros sexuales de las personas infectadas pasen también un examen y, si se considera necesario, se sometan igualmente a tratamiento.

Continúa informándote sobre las ETS. Puedes saber más sobre la clamidia, puedes conocer a fondo el condiloma en este artículo, puedes leer más sobre los herpes genitales; también puedes ssaber todo sobre la candidiasis haciendo click aquí, puedes conocer qué es la tricomoniasis, y conoce todo sobre la sífilis en esta web.

Vídeo sobre la gonorrea:

Fuentes y referencias:

Todo lo que deberías saber sobre la gonorrea
4.1 (82.86%) 7 vote[s]